Cielorrasos perfectos – Larga duración

La opción clásica para cualquier tipo de ambiente. Es parecido a cualquier tipo de sistema de cielorraso, con la diferencia que deja una terminación impecable, lista, plana, limpia y de larga duración.

Este material no requiere ningún mantenimiento y siempre se va a ver como nuevo, ya que tiene la capacidad única de mantener su color y forma durante años.

Son ecológicos, homogéneos e ignífugos.

No acumulan polvo ni humedad gracias a su superficie antiestática.

Proporcionan un aislamiento acústico.

Sirven para ocultar sistemas de cableado, alarma o ventilación.

No necesita entrar en obra.